2200, de hecho. 22oo clicks en esta web de gente esperando leer cosas interesantes bien merecen un agradecimiento. Y una disculpa, probablemente. Sea como fuere la falta de tiempo, que no de ganas, me han impedido actualizar últimamente. Pero en estos instantes, en plena clase de Análisis Económico, he encontrado el momento idóneo. Bien sabido es por todo estudiante que se precie que las posibilidades de hacer todo aquello que casi nunca haces aumentan proporcionalmente a la cercanía de los exámenes. Que verdad. La Semana Santa, los puentes y el exceso de ocio, por lo tanto, suponían un contexto imposible para encontrar un mínimo de inspiración. Pero amigos, un examen mañana y aproximadamente 14 trabajos pendientes de entregar lo cambian todo. Y de que manera. El estrés empieza a hacer mella en el Campus, el ambiente en la Biblioteca crece por momentos y los fracasos se avecinan, una vez más, inexorables. Es una situación curiosa en la que cada uno se desenvuelve como buenamente puede. Incluido yo mismo. 9 horas diarias en la Universidad pasan factura, que duda cabe, si bien es cierto que en ese sentido, para que negarlo, me siento bastante privilegiado. El hecho de ver el futuro un poco incierto no me lo hace sentir tanto. Asignaturas imposibles y asignaturas lamentables frenan por momentos mi entusiasmo. Pero lo recupero enseguida. La vida es una sucesión de estados de ánimo, inevitablemente, y los míos son, si cabe, especialmente aleatorios.

Cambiando de tercio, en estos instantes estoy sumido en la lectura de un par de libros que derivarán en una más que probable entrada. En un sentido, como casi siempre, crítico, hablaré de algunas de las verdades y de muchas de las mentiras que percibo en ellos. Por lo demás, tengo multitud de viajes por comentar y muchas anécdotas por exagerar. Se avecinan puentes y fines de semana muy ajetreados, entre ellos este próximo, que me alejarán un poco de las teclas. Pero los exámenes están a la vuelta de la esquina y os lo aseguro, tengo muchos, muchísimos. ¿qué más puede pedir un blogger? Inspiración a raudales.