Se acabó la espera. Apenas dos semanas después de poner punto y final a 14 años como QB de los Colts, Peyton Manning se convirtió ayer en nuevo jugador de los Denver Broncos. Durante 13 largos días al mayor de los Manning le han salido innumerables novias y los rumores le han situado en los Dolphins, los Jets, los Cardinals, los Titans e incluso los 49ers para finalmente acabar en la franquicia de Colorado. Los esfuerzos de John Elway han dado sus frutos, aunque su apuesta por Manning no carece de riesgo. El verdadero estado de forma de Peyton sigue siendo una incógnita y un contrato de 5 años a razón de $96 millones no es precisamente moco de pavo, si bien los Broncos se han cubierto las espaldas. Como informa Mariano Tovar en su blog Zona Roja, el jugador pasará cada año una revisión médica previa a la entrega de una nueva cantidad garantizada, recibiendo 18, 20, 20, 19 y 19 millones de dólares en cada una de las 5 temporadas que abarca el contrato.

Manning posando con su nueva camiseta

Lo que no deja lugar a la duda es que su llegada a Denver abre un debate que desatará ríos de tinta de aquí al incio de la temporada regular: ¿pasan los Broncos automáticamente a ser candidatos a levantar el Vince Lombardi? Desde luego parece indiscutible que si el de New Orleans está sano su repercusión será inmediata. La cuestión es más si esa repercusión les sitúa como claros aspirantes al anillo. En su primera rueda de prensa como Bronco, Manning dejó varias frases que ocuparán lugares de privilegio en la prensa deportiva de hoy. Confesó “sentirse entusiasmado” y ante la pregunta de si podría disputar un partido este mismo Domingo contestó “sí, podría”, aclarando además que no llega a Denver para “ser el coordinador ofensivo”.

No obstante podría pensarse que, si lo de Manning sale mal, Tebow sería un sustituto de ciertas garantías. Difícilmente. El fichaje del 18 deja a Timothy con pie y medio fuera de la franquicia de Pat Bowlen, lo que nos lleva al otro de los debates: ¿Y ahora qué pasa con Tebow? Jacksonville se presenta como la opción más creíble pero al ex-Gator tampoco le faltan pretendientas. Suena para los Jets e incluso para Patriots y Packers. Quién le iba a decir al pobre Tim que se iba a ver en esta situación después de lo de la pasada temporada, después del Tebowing a Pittsburgh en el OT del Divisional Round, depués de la Tebowmania. Todo lo anterior parecía garantizarle los mandos de Denver durante 2012, pero nada más lejos de la realidad. Dijo ayer Elway que el traspaso del todavía QB de los Broncos es “una posibilidad” y confesó que “lo más difícil de todo esto es Tim Tebow, por lo que pienso acerca de Tim Tebow”. Sea como fuere parece evidente que su futuro está lejos de Mile High. Hay un nuevo jinete en Colorado.