Encontrar un pequeño espacio en el que poder vivir durante tu año Erasmus en París no es difícil. No. Difícil no es la palabra adecuada. Es un proceso que puede llegar a ser traumático si no te acompaña un mínimo de suerte. Dicho lo cual, si estás leyendo esto y tienes en mente venir a vivir a París, los siguientes consejos podrían resultarte interesantes:

  • Si tienes contactos, úsalos. Podría ser tu única opción de encontrar algo desde tu lugar de origen.
  • Si no tienes contactos, no pierdas el tiempo. Encontrar algo desde el sofá de tu casa es entre muy poco probable e imposible.
  • Ven a París con tiempo. Este consejo deriva del anterior. Ten previsto un período mínimo de dos semanas buscando alojamiento.
  • Ponte en contacto con gente en tu misma situación. El proceso de encontrar casa en París es duro pero puede hacerse más llevadero si lo compartes con gente en la que poder apoyarte.
  • Estudia francés. Encontrar algo es si cabe más difícil si no tienes un mínimo conocimiento del idioma. Los propietarios no acostumbran a ser amables. La demanda de apartamentos es grande y lo saben por lo que no dudarán en descartarte si no hablás algo de francés.
  • Si un anuncio lleva más de un día publicado, descártalo. La mayoría de entrevistas se concerta en la hora siguiente a su publicación.
  • No desesperes. Pasarás por momentos difíciles cuando las primeras entrevistas fallen. Es importante mantener la calma y ser lo más positivo posible.

Estos consejos son hasta cierto punto importantes, pero no obstante encontrar un apartamento en París es un proceso por el que todo estudiante que escoja la capital francesa ha de pasar. Como habréis podido comprobar no he mencionado el otro tema estrella: el precio de los alquileres. Pues bien, París es caro y éstos no son una excepción.

Estas son las vistas que (casi seguro) no tendrás

El precio de una mensualidad, dependiendo de la zona y el tamaño, se mueve en un margen que va desde los 350€ por algo muy pequeño y no especialmente bien situado a los 850€ por un estudio individual relativamente grande y bien situado. Un alquiler medio, por lo tanto, rondará los 600€, habitualmente por un apartamento compartido de no más de 40 metros cuadrados. Las agencias pueden seros de gran ayuda si la situación se vuelve demasiado desesperada, pero las comisiones que exijen son sustanciosas y pueden llegar a situar el precio del apartamento en niveles prohibitivos.

Por último está la opción de las residencias. Mi consejo es que la gestionéis con la mayor antelación posible y con la ayuda de vuestra Universidad de destino. Sin ella, complicado. Las plazas en residencias son limitadas y la demanda es altísima. Generalmente son caras y aquellas que no lo son especialmente -véase Cité Internationale Universitaire de Paris– suelen requerir de condiciones especiales.